Foro Islam

Bienvenidos a Foro Islam un sitio donde podrás aprender más del Islam o compartir tus conocimientos con los demás.
Foro Islam

Conectarse

Recuperar mi contraseña

páginas amigas

http://foroislam.wordpress.com/ Colección de libros islámicos en pdf http://intercesion.wordpress.com/ Compilación de textos sobre la Intercesión en el Islam Sunni

    Todo sobre la SURA 94 Ash-Sharh (La Apertura Del Pecho). Recitación, texto, traducción y tafsir.

    Comparte
    avatar
    rayhan
    Admin

    Mensajes : 123
    Fecha de inscripción : 25/06/2011

    Todo sobre la SURA 94 Ash-Sharh (La Apertura Del Pecho). Recitación, texto, traducción y tafsir.

    Mensaje por rayhan el Mar Feb 28, 2012 4:29 pm






    SURA 94

    Ash-Sharh (La Apertura Del Pecho)
    Período de Mecca

    Tradución del Árabe y Comentarios de Muhammad Asad


    ESTE SURA, revelado casi inmediatamente después que el anterior, parece una continuación directa de ese. De hecho, algunos sabios del siglo I de la hégira –p.e., Ta’us ibn Kaisán, o el califa Umar ibn Abd al-Asís (conocido como “el segundo Umar”) —consideraban Ad-Duha y Ash-Sharh como un solo sura, y así solían recitarlos en la oración, o sea, sin interponer la invocación “En el nombre de Dios” (Rasi). Tanto si se acepta esta opinión como si no, no hay duda de que este sura, al igual que el anterior, va dirigido en primera instancia al Profeta y, a través de él, a todo verdadero seguidor del Qur’án.


    EN EL NOMBRE DE DIOS, EL MÁS MISERICORDIOSO, EL DISPENSADOR DE GRACIA:

    (1) ¿NO HEMOS abierto tu pecho, (2) y te hemos librado de la carga (3) que pesaba sobre tu Espalda?*
    (4) ¿Y [no] te hemos elevado en dignidad?**
    (5) Y, ciertamente, con cada dificultad viene la facilidad: (6) ¡realmente, con cada dificultad viene la facilidad!
    (7) Así pues, cuando te veas libre [de pesar], mantente firme, (8) y esfuérzate por complacer a tu Sustentador.





    * E.d., “la carga de tus antiguos pecados, que te han sido ya perdonados” (Tabari, tomado de Muyahid, Qatada, Ad-Dahhak e Ibn Seid). En el caso de Muhámmad, esto se refiere evidentemente a errores cometidos antes de que fuera llamado a la Profecía (ibid.), y es obviamente un eco de 93:7 –“¿No te encontró perdido, y te guió?”

    ** O también: “elevado tu fama”. El significado primario del término dikr es “recordatorio” o “recuerdo”; y en segundo lugar, “aquello por lo que algo [o “alguien”] es recordado”, e.d., con elogio: de ahí que denote “fama” o “reputación”, y figuradamente, –como en este contexto—“eminencia” o “dignidad”.


    TAFSIR "Al-Qurtubi"
    [Tr. Zakariya Maza Abu Mubarak]

    Sura “Ash-Sharh” (La Abertura)
    Mequinense y consta de ocho ayat

    Dice Alláh, el Altísimo, en el Noble Corán:

    “¿Acaso no te hemos abierto el pecho?” (1)

    Es decir: ¿Es que no te hemos abierto el pecho al Islam? Relató Abu Saleh, de Ibn Abbás, que dijo: “¿Es que no hemos ablandado tu corazón?” Relató Ad-Dahhák, de Ibn Abbás, que dijo: “Preguntaron: ¡Mensajero de Alláh! ¿Es que el pecho se puede abrir? Contestó: “¡Sí, y se ensancha!” Preguntaron de nuevo: “¿Hay alguna señal de eso? Dijo: “¡Sí! Apartarse de la “casa seductora” (el mundo); la tendencia hacia la “casa eterna”; la disposición para la muerte, antes de que llegue la muerte”. Y este es también el significado de cuando Alláh, el Altísimo, dice:

    “¿Acaso aquel a quien Alláh le ha abierto el pecho al Islam de forma que está iluminado por una luz que viene de su Señor…?” (Los Grupos-39:22)

    Se relató de Al-Hasan que dijo a propósito de la áya: “Acaso no te hemos abierto el pecho”:“Fue llenado de sabiduría y conocimiento”. Se transmitió de Anas Ibn Málik, de Málik Ibn Saasaa –un hombre de su gente – que dijo el Profeta saws: “Estaba en la casa entre dormido y despierto cuando oí a alguien decir: Uno de los tres1. Entonces, trajeron una bacía de oro con agua de Zamzam, y me abrieron el pecho así y así. Me extrajeron el corazón y lo lavaron con agua de Zamzam. Después fue devuelto a su lugar, y a continuación fue imbuído de fe y sabiduría”.
    Se relató del Profeta saws que dijo: “Acudieron a mi dos ángeles en forma de pájaro portando agua y nieve. Uno de ellos me abrió el pecho, y el otro me hurgó con su pico dentro y me lo lavó”.
    En otro hadiz dijo el Profeta saws: “Vino a mi un ángel y me abrió el corazón, del que me extrajo un cuajarón negro de sangre y dijo: Tu corazón es fuerte; tus ojos son perspicaces; tus oídos son oyentes; tú eres Muhammad, el Mensajero de Alláh; tu lengua es veraz; tu alma serena; tu porte completo; y tú eres recto”.
    En árabe, el sentido interrogativo de la áya implica la afirmación más rotunda: “¿Acaso no te hemos abierto el pecho?”, es decir: ¡Ciertamente, te hemos abierto el pecho! Como dice Alláh, el Altísimo:

    “¿Acaso no es Alláh el más justo de los jueces?”. (La Higuera-95:8)

    Significa: ¡Ciertamente, Alláh es el más justo de los jueces! Y también dice:

    “¿Es que no le basta Alláh a Su siervo?”. (Los Grupos-39:36)

    Dice Alláh, el Altísimo, en el Noble Corán:

    “¿Y te hemos librado de la carga, (2) que pesaba sobre tu espalda?” (3)

    Es decir, te hemos descargado de tus faltas. Esta áya es como cuando dice Alláh, el Altísimo:

    “Para que Alláh te perdonara tus faltas pasadas y venideras”. (La Conquista-48:2)

    Se ha dicho: “La mayoría de las faltas eran de antes de la Profecía”. Es decir, te descargamos de los asuntos en los que estuviste de Yahilíya; habiendo estado el Profeta saws en muchas de las sectas de su gente, pero sin ser devoto de ningún ídolo.
    Dijeron Qatada, Al-Hasan y Ad-Dahhák: “El Profeta saws tenía faltas que le eran muy pesadas, y Alláh se las perdonó”.
    “Que pesaba sobre tu espalda”. Es decir, le pesaban de tal forma que se oía su gemido. Las faltas de los profetas se describen con este peso, aparte de ser perdonadas, por el gran interés que se toman por ellas, por su pesar y arrepentimiento de ellas y su disgusto por ellas.
    Dijo As-Sudí acerca de “Y te hemos librado de la carga”: “Es decir, te hemos librado de tu peso”. Se ha dicho: “Te hemos librado de los males de Yahilíya. De las faltas de tu pueblo, junto con la preocupación de tu corazón por ellas”.
    Dijeron Abdul-Azziz, Yahia y Abu Ubaida: “Te hemos aliviado las cargas de la Profecía y su realización para que no te resulten demasiado pesadas”.
    Se ha dicho: “En un principio le resultaba demasiado pesada la revelación al Profeta saws hasta tal punto de que casi se arroja desde lo alto de la montaña, pero llegó el ángel Yibril y le tranquilizó dejándose ver por él, y le hizo desaparecer el miedo por el transtorno de la razón que se había producido en él”.
    Se ha dicho: “Te hemos preservado del sufrimiento de la carga pesada; y te hemos protegido en los cuarenta años antes de la Profecía, de toda mancha, hasta que bajó a ti la revelación y estabas puro y limpio de suciedad”.

    Dice Alláh, el Altísimo, en el Noble Corán:

    “Y hemos elevado tu recuerdo” (4)

    Dijo Muyahid: “Es decir, en las dos llamadas: En el adhan y el iqáma”. Se relató de Ad-Dahhák, y éste de Ibn Abbás, que dijo: “Le dice: Tú eres recordado conmigo en la llamada a la oración (adhán), la iqáma y el tashahhud; en el día del yumua sobre los mímbares; en el día de Al-Fitr y Al-Adhá; en los tres días después del Hach; en el día de Arafat; cuando se arrojan las piedras en Mina; en las colinas de Safá y Marwa; en la petición de matrimonio; y en todo el oriente y occidente de la tierra. Y aunque un hombre adorase a Alláh, el Altísimo, creyera en el Jardín, el Fuego y todo lo demás, pero no atestiguara que Muhammad es el Mensajero de Alláh, no se beneficiaría de nada y sería considerado infiel (káfir)”.
    Se ha dicho: “Es decir, hemos elevado y ensalzado tu recuerdo, y así te hemos mencionado en los libros revelados a los profetas anteriores a ti; y les ordenamos que te anunciaran y que prevaleciera tu Din sobre los anteriores”.
    Se ha dicho: “Hemos elevado tu recuerdo ante los ángeles en el cielo, y en la tierra ante los creyentes. Y elevaremos tu recuerdo en la Otra Vida (Ájira) por el lugar meritorio y los grados más preciados que te concederemos”.

    Dice Alláh, el Altísimo, en el Noble Corán:

    “Pues, ciertamente que con la dificultad viene la facilidad. (5) Ciertamente, con la dificultad viene la facilidad” (6)

    Es decir, que después de la estrechez habrá expansión y riqueza. A continuación se vuelve a repetir la frase para darle mayor afirmación y rotundidad. Como dice Alláh, el Altísimo:

    “¡Pero no! Ya sabréis. Luego, pero no, ya sabréis”. (La Rivalidad-102:3-4)

    Dijo Ibn Abbás: “Dice Alláh, el Altísimo: He creado una sola dificultad, y he creado dos facilidades; y una dificultad no superará a dos facilidades”.
    En el hadiz del Profeta saws a propósito de este sura se transmitió que dijo: “Una dificultad no superará a dos facilidades”. Dijo Ibn Masúd: “¡Por Aquel que tiene mi alma de su mano!
    Aunque la dificultad estuviera en una roca, la buscaría la facilidad hasta encontrarla y superarla; y una dificultad no vencería a dos facilidades”.
    Escribió Abu Ubaida ibn al-Yarrah una carta a Umar ibn al-Jattab mencionándole las enormes proporciones del ejército romano y su aspecto temible. Umar ibn al-Jattáb respondió a la carta diciéndole: Cualquiera que sea la dureza del grado de dificultad que cayera sobre el creyente, Alláh, el Altísimo, la aliviaría después, porque verdaderamente, una dificultad no supera a dos facilidades”. Y Alláh, el Altísimo, dice en su Libro:

    “¡Vosotros que creéis! Sed pacientes, tened más aguante; manteneos firmes y temed a Alláh para que podáis tener éxito”. (La Familia de Imrán-3:200)

    Alláh, el Altísimo, envió a su Profeta Muhammad saws con lo justo, y ligero de bienes materiales, cosa que aprovecharon los asociadores idólatras para burlarse de su pobreza y decirle: Reuniremos dinero para ti. Esto le hizo sospechar que le desmentían por su pobreza. Entonces, Alláh, el Altísimo, le reforzó otorgándole Sus favores y la riqueza cuando dijo: “Verdaderamente, con la dificultad viene la facilidad”. Es decir, no te entristezcas por la desconsideración injuriosa que han tenido hacia ti por la pobreza; pues, con esa dificultad vendrá una facilidad inmediata, en este mundo. Se cumplió lo que le había sido prometido: Alláh, el Altísimo, conquistó para él el Hiyáz y el Yemen antes de morir; fue espléndido con su pueblo, hasta el punto de dar doscientos camellos a un solo hombre; hacer abundantes concesiones de bienes, y disponer para su familia la alimentación de un año entero. Y todo este favor sucedió en este mundo. Y si la alusión de la áya es especial para el Profeta saws puede que también entre parte de su pueblo, si Alláh, el Altísimo, quiere.
    Por otro lado, la áya hace referencia a una promesa general a todos los creyentes. Es decir, ciertamente, con la dificultad en este mundo para los creyentes vendrá una facilidad en la Otra Vida sin ninguna duda. Y se puede dar la circunstancia de que la facilidad ocurra tanto en éste como en el otro mundo.
    En cuanto al hadiz: “Una dificultad no superará a dos facilidades”. Es decir, podrá superar la de este mundo, pero no la de la Otra Vida, de la cuál no hay ninguna duda, y no podrá ser superada por nada.
    Se dijo: “Con la dificultad, que fue la salida de Meca del Profeta saws vino la facilidad, que fue su entrada de nuevo el Día de la Conquista con diez mil hombres llenos de orgullo y nobleza”.

    Dice Alláh, el Altísimo, en el Noble Corán:

    “Así pues, cuando hayas acabado, esfuérzate por más. (7) Y a tu Señor anhela” (8)

    Dijeron Ibn Abbás y Qatada: “Cuando hayas acabado de tu salat, invoca a tu Señor y pídele lo que necesites”. Dijo Ibn Masúd: “Cuando hayas acabado de las oraciones obligatorias, esfuérzate por más rezando por la noche (quiyyamu-l-lail)”. Dijo Al-Kalbí: “Cuando hayas acabado de propagar el mensaje, esfuérzate por más, es decir, pide perdón a Alláh por tus faltas y para los creyentes y las creyentes”. Dijeron Al-Hasan y Qatada: “Cuando hayas acabado del Yihad contra tu enemigo, esfuérzate por más en la adoración de tu Señor”. De Muyahid: “Cuando hayas acabado con los asuntos de este mundo, esfuérzate por más en tus oraciones”. Dijo Al-Yaníd: “Cuando hayas acabado con los asuntos de la Creación, esfuérzate en la adoración del Creador”.
    Algunos ignorantes hacen la siguiente lectura del áya: “Cuando hayas acabado del Yihad regresa rapidamente a tu país”. Y esto es falso ya que discrepa del consenso general de los ulemas. Sin embargo, su significado general es correcto; por el hadiz del Profeta saws: “El viaje es una parte del castigo, porque dificulta vuestro sueño, vuestra comida y bebida. Así pues, cuando uno de vosotros haya cumplido con su necesidad que regrese con rapidez a su familia”.
    Y el que recibirá peor castigo de todos será aquel que coja un significado correcto y con él componga por su cuenta y a su manera una lectura del Corán o hadiz, desmintiendo con ello a Alláh y a Su Mensajero. ¡Cuán injusto es quien atribuye una mentira a Alláh!
    Dijo Al-Arabí: “Se relató de Shuraih que pasó junto a unos que estaban jugando el día del Id, y dijo: Esto no lo manda la Sharía. Sin embargo, se sabe que en cierta ocasión estaban los abisinios jugando a guerrear en la mezquita el día del Id mientras que el Profeta saws estaba mirando. Y en otra ocasión entró Abu Bakr en la casa del Mensajero de Alláh saws y con Aisha, Alláh esté complacido de ella, había dos esclavas de los ansar cantando, y dijo Abu Bakr:
    ¿Acaso estáis con los salmos de shaitán en la casa del Mensajero de Alláh saws? Y le dijo: “¡Déjalas Abu Bakr que es el día del Id!”. Y no es necesaria una persistencia y continuidad en la acción, ya que es makruh para las criaturas. Más bien, debe haber momentos de asueto y divertimento después de cada acción o práctica, como el Ramadán, el Hach…



    1.- En Sahih Muslim: “Uno de tres entre dos hombres”. Se relató que el Profeta saws estaba dormido, y con él su tío Hamza Ibn Abdel-Muttalib y su primo Yaafar Ibn Abi Tálib.

      Fecha y hora actual: Vie Mayo 25, 2018 12:04 am